Fundación Espacios Verdes

Fundación Espacios Verdes

Organización sin fines de lucro con la misión de promover la mejora en la calidad de vida en armonía con la naturaleza a través de la Educación Ambiental.

fev.org.ar

Fuego en La Comarca

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ser combatiente de incendios forestales es asumir el rol de guardián de los bosques, de su ambiente y su gente, viviendo entre el cielo azul y el infierno de las llamas. Entre la vida que quiere abrirse paso y la muerte que arrasa con todo en su camino si no se la frena a tiempo.

En Argentina los incendios forestales son, por desgracia, noticia recurrente. En marzo de este año comenzó un incendio devastador en una de las regiones más hermosas del país. La Comarca Andina vio convertir en cenizas miles de hectáreas en muy poco tiempo.

El enorme daño ecológico provocará que el ecosistema tarde años en restaurarse. Bosques enteros de árboles nativos desaparecieron y muchos animales (tanto silvestres como domésticos) murieron sin poder escapar.

Allí mismo se han perdido vidas humanas. Se han destruido sueños y proyectos. El panorama muestra barrios carbonizados, falta de luz y agua en las viviendas que resistieron, pérdidas irreparables para los sobrevivientes que deberán volver a empezar y renacer de entre las cenizas.

En medio de ese escenario triste donde todo se iba quemando a una velocidad difícil de entender, centenares de personas trabajaron a contrarreloj, arriesgando su vida para detenerlo lo más rápido posible, sabiendo que estaban peleando con una fuerza muchas veces superior. La realidad es que no solo se combate al fuego, también se lucha contra el clima, la topografía, el bajo presupuesto, la falta de equipamiento adecuado, las malas condiciones laborales y, lo que es peor, la intencionalidad en algo que no es un accidente.

Las autoridades y los vecinos afirman que esos incendios, como la mayoría, tienen un origen humano. Detrás de estas tragedias en realidad hay negocios ocultos. A la Patagonia le duelen las llamas, le arde el alma, pero para algunos parecería que valen más ciertos intereses terrenales que el paraíso de la Comarca.

Hoy, 4 de mayo, se conmemora a los/as Combatientes de Incendios Forestales, en recuerdo a cinco personas que fallecieron en Canadá mientras se encontraban luchando contra el fuego. No fueron los primeros y tampoco los últimos. En nuestro país también, en cada incendio, saben que están arriesgando su vida.

Sabemos que con más recursos económicos en prevención y equipamiento ese riesgo sería mucho menor. Porque están cuidando la vida del ecosistema y de las personas que allí habitan. Porque ellos ponen la vida de los demás primero, tal vez es hora de empezar a cuidarlos a ellos también. Cuidar a los que nos cuidan. Hoy es un día para pensarlo y, sobre todo, para empezar a ponerlo en práctica.

Andrea Truffa

Prof. de Biología

Comunicadora Ambiental

Copyright © 2021 Aprediendo en Verde. Todos los derechos reservados

Formulario

Preinscripción